Vivir una Vida Buena es una oportunidad que el ser humano tiene a su alcance, pero que a veces desperdicia por falta de inteligencia. Pero no de la inteligencia que sirve para resolver operaciones matemáticas o problemas complejos, sino de la inteligencia del Bienestar, que consiste en ver la vida tal cual es, en su conjunto, con sus lados buenos y sus lados malos, y de aceptar lo que llegue. Esta inteligencia no implica la adquisición de nuevos conocimientos, sino de aban- donar viejas certidumbres, limpiar la mente de pensamientos tóxicos para dejar paso al Bienestar que generalmente reside en el día a día más simple. Vivir una Vida Buena nos lleva directamente a encontrar cierto sentido a la vida, que es algo inherente a la condición de cada ser humano, una preocupación permanente a lo largo de toda su existencia. Parafraseando a Albert Camus, -“Encontrar un sentido a la vida es la más angustiosa de las preguntas”-, Tudela va a analizar alguna de las claves de la Vida Buena, lejos de fórmulas que no existen y cerca de la imaginación y la sabiduría. 

¿Quieres asistir al Congreso del Bienestar: la VIDA BUENA?

¡APÚNTATE YA!